¿Qué tipo de corrección necesita mi texto?

Si bien tradicionalmente la corrección se ha asociado a la literatura, cualquier tipo de documento también requiere una lectura profesional: tesis doctorales, textos publicitarios, científicos, anuncios, carteles, subtítulos, etc.

 

Una de las preguntas que se plantean muchos clientes es: ¿qué tipo de corrección necesita mi texto? Existen básicamente cuatro tipos de corrección:

 

  • de contenido: un corrector especializado en la materia sobre la que versa el texto comprueba que no existen errores de concepto;

 

  • de estilo: para conseguir un mensaje claro y eficaz, a veces es necesario adecuar el registro, reestructurar la exposición y eliminar problemas gramaticales;

 

  • ortotipográfica: consiste en verificar que se cumplen las normas de la ortografía y la tipografía adecuadas para ese texto;

 

 
  • de pruebas: en una segunda fase, con el texto ya maquetado, se trata de comprobar, entre otros, errores ortotipográficos y posibles desajustes que se producen al componer el texto.

 

De esta manera, los correctores participan en varias fases de la edición de un libro. El editor, en cambio, se encarga de todos los aspectos de la publicación de una obra, y no exclusivamente de los relacionados con la calidad lingüística.

 

 

 

 

*Textos elaborados por María Eugenia Santa Coloma en colaboración con Ana González Corcho.

 
Copyright © UniCo